En la Iglesia Parroquial Santa María La Mayor de Las Nieves, erigida canónicamente antigua Colegiata por bula de Urbano VIII de 1 de marzo de 1.623, en tiempos de D. Gaspar de Guzmán, existía una Capilla dedicada a los Simpecados, donde se conservaban dos muy valiosos del siglo XVIII. La Hdad. de Ntra. Sra. del Rocío de Olivares comenzó a dar cultos a un Simpecado de rico tejido blanco y bordado en oro con pintura de la Virgen del Rocío, continuando así esta tradición local de la primitiva Abadía en 1.934.

Simpecado antiguo

Esta Hermandad del Rocío surgió, fruto del fervor religioso y rodera del Aljarafe sevillano, hacia el 1.933, por obra de un grupo de personas de las capas sociales más sencillas, que solían peregrinar al Santuario almonteño, al abrigo de la ya establecida Hermandad del cercano pueblo de Umbrete. Será el siguiente año, 1.934 cuando amadrinada por la Hermandad de Gines, la Hermandad Matriz la recibe como filial, asignándose le el lugar número dieciocho inmediatamente después de Dos Hermanas.

En 1.934 ninguna de las personas que iban andando con la carreta llevaba comida, preparándola entre todos cuando se hacían las paradas. En estas fechas la Hermandad de del Rocío de Olivares no tenía casa en el Rocío y oraba en la trasera de la Hermandad de Caria del Río, un lugar llamado el “Acebuchal”. El 13 de mayo de 1.935 es erigida de forma oficial y canónicamente por el Arzobispado de Sevilla según el Decreto n° 13.287 de la Vicaría General, como Hermandad del Rocío. Desde entonces hasta la actualidad, sin faltar ningún año, ha estado presente en la cita de Pentecostés en las Marismas del Rocío, superándose con encendido entusiasmo las graves dificultades de aquellos tormentosos tiempos. La Hermandad crecía, se fortalecía y se enraizaba en el pueblo. En los años de la Guerra Civil la Hermandad peregrinó al Rocío con el Simpecado metido en un camión para no perder el lugar n° 18 que actualmente sigue ocupando. En aquellos años solamente iban al Rocío las personas mayores pues los jóvenes se encontraban en el frente. Eran tiempos difíciles, teniendo que soportar a la salida de Olivares ser apedreados por personas con ideas contrarias a la religión católica. Terminada la guerra se estrenó la Carreta del Simpecado.

Simpecado antiguo

En 1.947 estrenó nuevo Simpecado en terciopelo rojo y chapado de láminas de plata repujada, con el que actualmente concurre a la Romería. El anterior Simpecado se conserva en perfecto estado, aunque pasado a un nuevo tejido de color verde.

El templete de plata de nuestra Carreta está adaptado a una nueva plataforma, la cual fue hecha solamente con el gasto de los materiales y mano de obra gratuita. La Hermandad agradeció a estas personas allegadas por este trabajo, queriendo resaltar la labor de una persona, D. Julián Vargas, desaparecido en 1.984 y dejando como recuerdo esta obra magnífica y de amor a la Virgen del Rocío. En la historia de esta Hermandad, figuran dos sucesos a destacar y que demuestran la gran devoción a la Virgen del Rocío y con un arraigado fervor.

En 1.948, cayó al río Guadiamar una carreta desde el puente de Aználcazar, sin tener que lamentar ninguna desgracia personal, a los peregrinos que en ella viajaban. En 1.963, pernoctando en la Hacienda de Gato, la rama de una vieja encina, cortó totalmente el toldo de una carreta de rocieros, quienes así mismo resultaron ilesos. En ambos casos, tras dar gracias a la Virgen del Rocío por su intersección en estas situaciones de verdadero peligro, continuó la Hermandad su marcha hasta la Aldea del Rocío para tributar a la Blanca Paloma, su anual culto en la Romería.

En el año 1.950 se mandó hacer al escultor Antonio Eslava una imagen de la Virgen, y ese mismo año se dará a la carretera que sale de Olivares con dirección a Sanlúcar La Mayor, el nombre de Avenida de Ntra. Sra. del Rocío. Desde entonces nuestra Titular fue acogida en una Capilla del tras-coro de la Iglesia Santa María la Mayor de las Nieves, hasta que dispusiéramos de Capilla propia.

En 1.955, se compra, gracias a una hermana devota de la Virgen que prestó el dinero, una casa en la Aldea del Rocío junto a la hermandad del Salvador de Sevilla, pero pronto resultaría pequeñísima para albergar a la multitud de peregrinos. En el año 1.961 esta Hermandad tuvo el honor de que S.A.R la Infanta Doña Isabel Alfonsa de Borbón y Borbón (abajo a la derecha) aceptara el nombramiento de CAMARERA MAYOR de la misma.

Este mismo año, cuando la Hermandad pernoctaba en Gato, las lnfantas de España, Doña Esperanza y Doña Isabel, llegando la primera a caballo y la segunda en charret, presenciaron el Rosario de la Hermandad sin que nadie se percatara de la identidad de las dos mujeres. Fue al final del Santo Rosario cuando un hermano de esta Hermandad al decir los “Vivas”, finalizó con el “Vivan las Infantas de España”. En ese momento ellas se dirigieron hacia algunos asistentes diciendo que había sido uno de los Rosarios más emotivos que habían presenciado. Seguidamente Doña Isabel le explicó a Doña Esperanza que ella era CAMARERA MAYOR de esta Hermandad, ya que la segunda aún no lo sabía. En 1972, con motivo de las obras de la Iglesia, la imagen de Nuestra Titular tuvo que ser trasladada a la Capilla de la Hermandad de la Santa Vera Cruz de Olivares, celebrando incluso en la misma, nuestros cultos a la Blanca Paloma en ese año.

En 1.973 se comienza la construcción de la nueva casa situada en la parcela n° 14 de la plaza Mayor, la cuál queda terminada en 1.977 donde participó el Pueblo y la Junta de Gobierno que en aquellos momentos regía los destinos de la Hermandad.. El 9 de octubre de 1.983 con asistencia del Pro-Vicario del Arzobispado Rdo. Sr. Don José Gutiérrez Mora se bendice y coloca la primera piedra de la Capilla-Casa Hermandad que actualmente es el lugar para albergar a nuestra imagen, carreta del simpecado y a todos nuestros hermanos. En 1.984 se celebraron con toda solemnidad las Bodas de Oro de la Hermandad, celebrando cultos y culminando con una procesión de nuestra Imagen por primera vez por las calles del pueblo, contando con la presencia de la Hermandad Matriz y de todas las Hermandades del Aljarafe Sevillano. En este año, al ser conmemorado por la Hermandad, el puesto del Hermano Mayor lo adoptó un grupo de mujeres, demostrando su devoción rociera y sus ganas de trabajo para que la Hermandad estuviera en el lugar que le corresponde. El 16 de Diciembre de 1.986, la Hermandad de la Stma. Virgen del Rocío tuvo que sufrir la muerte en accidente de tráfico de su Presidente D. Francisco López Rodríguez, que había sido elegido como tal en las elecciones del 7 de Abril de 1.983 y que había dado a esta Hermandad el empuje que necesitaba, dándole una nueva organización y Espíritu rociero.

Tras doce años de esfuerzos, el 20 de Abril de 1.995 esta Hermandad inaugura su Capilla Casa-Hermandad asentada en Olivares, siendo bendecida al igual que en sus comienzos por el Rvdo. Sr. D. José Gutiérrez Mora.

Con motivo de los cultos de la Hermandad y después de varios años realizando los traslados de nuestra Titular por las calles del pueblo con el paso de la Hermandad del Rocío de Sevilla, en 1.997, la Hdad del Rocío de Olivares estrena paso propio gracias al trabajo y donaciones de numerosos hermanos. El día 28 de octubre de 2.000, año en que esta Hermandad celebraba el 50 Aniversario de la Bendición de su Imagen Titular, el Ayuntamiento de Olivares, en Pleno, por unanimidad de los miembros de la Corporación presentes en sesión de carácter solemne y extraordinaria, acuerda conceder la Medalla de Oro de la Villa de Olivares a la Antigua y Fervorosa Hdad de la Stma. Virgen del Rocío de Olivares, en reconocimiento a la labor prestada a la ciudadanía en el transcurso de los años, siendo ésta, la primera Hermandad o Asociación que recibe tal distinción.


En el año 2.001 la Hdad de la Stma. Virgen del Rocío de Olivares, tras recibir la petición de amadrinamiento de la Asociación de Ntra. Sra. del Rocío de San Sebastián de los Reyes y posteriormente de la Agrupación Parroquial de Ntra. Sra. del Rocío de Salteras, se aprueba por unanimidad en Cabildo de Oficiales del día 9 de mayo de 2.001 y 25 de octubre de 2.001, respectivamente, que nuestra Hermandad sea la Madrina ante la Hermandad Matriz de Almonte de estas dos asociaciones. El 1 de Junio de 2.002, es recibida por esta Hermandad en su Capilla, la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores, Titular de la Hdad de Ntro. Padre Jesús Nazareno, Santo Entierro y Ntra. Sra. de los Dolores en Su Soledad de Olivares, con motivo de la llegada al pueblo tras su restauración.